Llevo un mes preparando mi nuevo piso. El mobiliario, la decoración, mis fetiches. Todo en sincronía con el contenido que quiero mostrar. Antes de entrar en él, un felpudo os da la bienvenida a todos. Es una mínima parte de mi casa. Es más, ni siquiera está dentro de ella pero es esencial. Es mi landing page particular.

Y así es como funciona una landing page o página de aterrizaje. Aquí desemboca el público obtenido mediante campañas de marketing online con el fin de que este visitante cumpla con parte del objetivo marcado. Puede ser que el objetivo sea captar un cliente, o bien que tengamos más suscriptores. Pero para lo que sea, ahí tenemos nuestra landing page abriéndonos los brazos.

AIDA

Radamés, joven guerrero egipcio, lo pasa mal al sentirse dividido por el amor a su tierra y su amor por Aida, princesa de Etiopía. Estos dos pueblos se verán envueltos en una guerra con el dilema correspondiente para el joven Radamés.

Esto pertenece a la ópera Aida, de Giuseppe Verdi. Lo que pocos sabrán es que Aida significa, curiosamente, “visitante” y que, no podríamos definir mejor la landing page que con esa palabra.

Rizando el rizo, AIDA también es el acrónimo usado en Marketing para mostrar los efectos que produce un mensaje publicitario en las personas. Un acrónimo que también debería usar una landing page para que termine dando sus frutos. AIDA (Atención, Interés, Deseo, Acción).

  • Atención: despertar en el receptor la curiosidad suficiente para prestar esa atención al mensaje que estamos dándoles.
  • Interés: Una vez que tenemos la atención del receptor, tenemos que conseguir que esa atención sea continuada. Se puede despertar el interés con una oferta, un servicio freemium, algo descargable,…
  • Deseo: Mostrar y Convencer. Lograr que esa persona tenga la sensación de que necesita eso que le vamos a dar.
  • Acción: o llamada a la acción en nuestro caso (call to action). En las landing pages, es primordial la posesión de una llamada a la acción por parte del interlocutor. Ya le hemos mostrado nuestro ofrecimiento, ahora, le toca acceder, inscribirse, subscribirse, descargar la muestra,…Acción.

5 consejos para crear una buena landing page

         Landing-Pages-Design

  1. -Cuida la primera imagen: es fundamental. No existen más oportunidades para captar su atención. Si no le gusta lo que ve se irá.
  2. -Cuida las palabras clave: úsalas de forma inteligente tanto en el título como en el texto. Redacta tu contenido según las nuevas tendencias de búsqueda basadas en Google Colibrí.
  3. -Concisión y claridad: De la misma forma que decimos que solo tenemos una oportunidad para captar la atención del lector, el mensaje tiene que ser claro y directo, sin cabida a prosa o explicaciones vanas.
  4. -La llamada a la acción: fundamental para lograr el objetivo. Una llamada a la acción que no requiera muchos datos de las personas ya que podrían volverlos reacios a dejárnoslo.
  5. -Ligereza: no cargues demasiado tu página de aterrizaje. Tiene que ser lo más fluida posible para evitar la desesperación del usuario.

Como hemos visto, podríamos llegar a resumir en dos conceptos, muy generales, este mundo de las landing pages. Atención y llamada a la acción. Cumplir los pretextos de AIDA garantiza gran parte del éxito.

Dejar respuesta