¿Que pasa con nuestros perfiles en redes sociales cuando fallecemos? ¿Vagamos en el limbo de Internet eternamente?

Probablemente el título de este post suene un poco macabro, no lo niego, pero al igual que nos preocupamos de nuestro testamento o de pagarnos un seguro de entierro, tal vez deberíamos preocuparnos de que suerte correrán nuestras redes sociales una vez abandonemos el mundo de los vivos.

Digo esto porqué en el instante de su creación, no se  tuvo en cuenta que pasa con nuestros perfiles en redes sociales cuando fallecemos y cada vez nos encontramos con más perfiles  de usuarios que ya no están entre nosotros, lo que para la familia o amigos puede resultar desagradable, al seguir recordándonos su cumpleaños, recibiendo solicitudes de amistad, viendo publicaciones en su muro o siendo etiquetados en alguna publicación.

Lifehacker.com, publica una reveladora infografía sobre este tema, donde ofrece algunos datos reveladores de la tendencia que se ha generalizado en redes sociales, en que cada vez son más los perfiles de finados.
En el año 2130 existirán en redes como Facebook más perfiles de usuarios fallecidos que vivos
entre ellos un servidor y la gran mayoría de los que estáis leyendo esto, se siente.

Las redes sociales ya contemplan el fallecimiento de sus usuarios

Algunas redes, se han dado cuenta del magnicidio y se han puesto manos a la obra para intentar solucionar el tema de la mejor y menos dolorosa manera posible, aunque lo mejor es que dejemos a alguien al frente de tan tediosa tarea, informándole de en qué redes estamos presentes y nuestras contraseñas de acceso para que pueda eliminar todas las cuentas inmediatamente o en el plazo de tiempo que nosotros estimemos. Pero a buen seguro que casi nadie lo haremos.

Facebook es quien más ha innovado en el tema, ofreciendo incluso la posibilidad de crear perfiles conmemorativos del finado. Llegado el momento, deberemos contactar con Facebook donde nos orientarán en los pasos a seguir para eliminar el perfil o para crear una cuenta conmemorativa si así lo deseamos. Si no hacemos nada, la cuenta seguirá activa por los tiempos de los tiempos o hasta que Facebook cierre.

En cuanto a Twitter, también nos ofrece la posibilidad de contactar con ellos para comunicar el deceso y solicitar la clausura de la cuenta, pero Twitter cancela cualquier cuenta que registre seis meses de inactividad.

En los últimos tiempos, todas las redes han tomado conciencia de esta vicisitud y han previsto diferentes formas de solicitar la baja del perfil de algún familiar o amigo por fallecimiento, redes como Linkedin, Hotmail o Instagram facilitan información de cómo proceder, y la mayoría mantendrán abiertos eternamente los perfiles de los usuarios fallecidos si no hacemos nada. Veámoslo como la forma más realista de alcanzar la vida eterna.

Datos personales y derecho al olvido

No confundamos nuestros perfiles en redes sociales con los datos que sobre nuestra persona pululan por internet y que pueden ser consultados gracias a Mr. Google, pues eso es ya otra historia. Ahí si que no hay nada que hacer.

La ley de derecho al olvido, permite que el usuario en persona pueda solicitar el borrado de datos que puedan afectar o poner en entredicho su imagen, honor, reputación etc

Sin embargo este derecho pertenece en exclusiva a la persona de forma  individual y no puede en ningún caso hacerse extensible a familiares, por lo que al fallecer un individuo, la familia no podrá solicitar la eliminación de dichos datos a Google, solo podría hacerlo emprendiendo un largo y costoso proceso judicial, que vaya ud a saber cómo termina.

Si se os ocurre algo más que debamos hacer antes de morir, o conocéis algún caso no dudéis en comentarlo, aún así deseo muy buena salud y larga vida a todos vuestros perfiles sociales.

 

Dejar respuesta