LinkedIn fue estructurada inicialmente para que la gente promocionara sus carreras. Al principio, veía a las empresas como algo que definía al individuo. Como la escuela donde uno se ha graduado. Pero pronto vieron el vacío en las redes sociales que tenían las empresas. Y se cortó el rollo…

Cuando vas a una entrevista de trabajo, mantienes el comportamiento más excéntrico para tí. No eres tan directo ni espontáneo. LinkedIn está sufriendo un poco de su propia marca: esta red social es una entrevista de trabajo permanente, donde todo el mundo está siempre vestido con traje chaqueta y zapatos brillantes.

LinkedIn es la red social profesional por excelencia con mas de 175 millones de usuarios registrados que abarcan 2 millones de empresas, entre ellas todas las empresas de la lista de la revista Fortune de las 500 mayores empresas estadounidenses. En España contamos con casi 3 millones de profesionales en esta red, llegando casi a la mitad de la población activa del territorio. A LinkedIn le sorprende este impacto ya que España es uno de los países que ha crecido mas en Europa en número de miembros. Según Jeff Weiner, CEO de LinkedIn, este fenómeno se debe a que la mayoría de los profesionales españoles (95%), cree que el espíritu empresarial es clave para la reactivación de la economía española.

En 2011 se convirtió en la primera red social estadounidense en poner acciones en la bolsa de valores. Para obtener mas beneficios económicos, a parte del reclutamiento y la publicidad, LinkedIn trata de convertir las cuentas básicas de la gente en cuentas Premium.

Esto desanima a los usuarios a que entren en contacto con gente que todavía no conocen puesto que solo puedes hacerlo pagando. Por unos módicos planes de precios de 15€eur, 30€eur ó 54 eur puedes usar su servicio InMail. Por cierto considero 15€eur un precio muy alto para 3 mensajes InMail al mes.

Esto de LinkedIn es en cierto modo contradictorio. Por un lado quieren crear un camino libre para que la gente establezca conexiones profesionales pero sin embargo, al mismo tiempo quieren crear una credibilidad (léase reputación) estableciendo unas reglas que complican el juego y pierden todo el sentido. Sí, sí, cuidado con quien agregas a tu red… Puede que LinkedIn te amoneste por invitar a alguien que no conoces!

Creo que LinkedIn debería pasar por un proceso de socialización. Deberían dejar que las empresas fueran mas interactivas, que les gustaran “cosas” (a lo Facebook), que pudieran añadir fotos, videos, documentos… No os gustaría que las marcas pudieran participar en debates? O conectar con otras marcas?

Dejar respuesta