Lo último que le veo al proyecto “Marca España” es marca. Creo que mas bien se trata de una galería, una puesta en escena, y no por su escaparatismo visual y creativo precisamente, sino mas bien por el fregado de imagen que quieren proyectar ante el conjunto de espectadores y oyentes. Ni el concepto ni la imagen están enfocados para seducir.

Según su “libro de estilo” (es broma, vista su página web dudo que tengan algo similar), dicen que la garantía de la continuidad del proyecto Marca España es que nazca y se desarrolle fruto del consenso, por encima de cambios políticos. Sin embargo, la huella de los hombres de negro está altamente presente cuando destacan que en la presente coyuntura de crisis, el planteamiento de la Marca debe primar los términos económicos. Me parece un posicionamiento desacertado y horrible.

Pero eso no es todo, desde sus comunicados aluden a la importante tarea política de concebir y ejecutar una política de influencia exterior y en hacer propuestas en el ámbito interno con el objetivo de lograr mejoras institucionales fuera y desarrollar acciones de influencia en el país. ¿Quiere la marca España potenciarse como reclamo ante el mercado internacional o es mas bien una campaña electoral? Reiteran que el Estado es quien debe pilotar la estrategia de la Marca España. Por favor!

La forma en que asociamos una marca con determinados pensamientos, sentimientos e ideas, tiene que ver con la pasión, con la historia que queramos contar, con la causa que la motiva.

Las historias y experiencias son cada vez más importantes que los productos, porque la capacidad de transmitir emociones, es lo que diferencia un producto de otro. Vale, nuestro deporte vende emoción, pero ¿y si rascamos un poquito mas? Nada, llegar a rozar un poco el Arte por ejemplo…?

Dejen lo del #branding en manos de expertos! Ganar la confianza, ser auténtico y promover categoría no son los valores que le están dando al país. ¿Cómo van a venderlos? Cada vez hay mas individuos y colectivos, públicos y privados que se desvinculan abiertamente de la marca España. Quizás deberían replantearse toda la estrategia.

Compartir

Dejar respuesta