Exigimos innovación pero cuando algo se sale de lo que estamos acostumbrados nos parece casi un atentado contra nuestras preferencias. Son muy normales las quejas de “esta nueva interfaz de Facebook no me gusta” o “prefería las condiciones de uso y privacidad anteriores”. ¿Estamos realmente preparados para los cambios?

Hasta ahora, los usuarios del popular sitio de microblogging y red social, sólo podíamos recibir mensajes directos, que son privados, de las personas que seguimos. Cualquier otra persona que quería ponerse en contacto con nosotros tenía que usar la opción respuesta o mención @, de manera pública. Si antes queríamos llegar a alguien le dejábamos caer un “sígueme y te cuento”, ahora Twitter se ha dispuesto a eliminar esta barrera. Llegan los mensajes directos entre no seguidores!

Las primeras reacciones no se han hecho de esperar:

“Solo un idiota consulta ese sobre”

“Con todo ese spam infiltrado, esto parece el botón del Juicio Final!”

“Es como dar tu dirección email a todo el mundo, incluidos spammers”

Pero estas quejas pasan al olvido en cuestión de semanas, tal vez días (tal vez minutos). La prueba está en que, cuando nuestras redes sociales vuelven a sufrir cambios, siempre alabamos los inmediatamente anteriores.

Mensajes directos entre no seguidores

La introducción de esta nueva funcionalidad es paulatina. Terminará llegando a todos los usuarios pero siempre y cuando estos quieran. Es decir, los usuarios tendrán que optar manifiestamente por la nueva función, lo que significa que recibir mensajes directos sólo de seguidores seguirá siendo la configuración predeterminada.

Por un lado el cambio puede ser beneficioso para las marcas que usan Twitter como herramienta de servicio al cliente pues las empresas no tendrán que seguir a miles de usuarios para poder solventar sus reclamaciones en privado.

Pero, por otro lado, el usuario Twitter se había acostumbrado a tener ese rinconcito de privacidad. Un espacio que dejaría de ser el resquicio y el servicio premium para los más cercanos a nosotros. Una puerta que, de mantenerse abierta, puede desencadenar montañas de mensajes privados en nuestro perfil aunque debemos constatar que de momento, han prohibido la inclusión de URL’s en estos mensajes evitando así que los buzones se llenen de Spam o, en el peor de los casos, a la intrusión de virus o Malware.

Así que, como todos los cambios, puede que al principio no nos parezcan adecuados y terminemos aceptándolos como si estuvieran aquí toda la vida. O, por el contrario, puede que terminemos rechazando esta usabilidad. Sácanos de dudas. ¿Qué te parecen a ti estos cambios?

Dejar respuesta