A ver, pasemos lista. Temática, listo; invitados, también; lugar del evento, lo tenemos reservado desde el mes pasado,…Twitter, en el bolsillo y preparado para disparar. Podemos comenzar el evento

Crear un evento es mucho más que reunir a una serie de personas dispuestas a escuchar a un experto conferenciante, llegado desde lo más lejano del punto en que nos encontremos y que, encima de todo, salga bien. Porque en estos días, crear un evento va de la mano de una cobertura no solo offline, sino también online.

Y para ello qué mejor que Twitter para saber qué ocurre y qué se dice en ese escenario, limitado en aforo o lejos de tu provincia. Así pues, Twitter se ha convertido en nuestro medio de comunicación preferente como forma de acceso al conocimiento nuevo y como forma de adquisición de nuevas tendencias expuestas con mimo en los seminarios, congresos,…

El #Hashtag

Una de las primeras premisas expuestas, una vez comenzado el evento, es anunciar el Hashtag con el que se le dará forma a esta cobertura. Este Hashtag deberá ser corto, entendible y, por ende, que recoja el fin del evento. De nada nos valdrá poner “#TuEventoSevillaSocialMediaEnEl2014” y agotar gran parte de los escasos 140 caracteres que nos proporciona el estornino azul.

Pero tan importante es la emisión durante el evento del Hashtag como la preemisión del mismo. Por lo tanto, es de vital importancia anunciar la celebración del evento ya con el Hashtag creado, para ir abriendo boca.

También puedes crear una sala de chat virtual mediante aplicaciones específicas para eventos. Hay muchos casos en los que conocemos a alguien en una conferencia o en una reunión y queremos seguir en contacto. Ahora puedes presentarte y revelar los datos de contacto que desees así como ver los perfiles de las personas que participan en el evento online y están generando una conversación adicional.

La retransmisión

Otra de las tareas de la realización será conocer correctamente el nombre real y el usuario en twitter de todos los conferenciantes. Es posible que ellos mismos se encarguen de autopromocionar su marca personal frente a los presentes pero, como hemos dicho, tanto durante la emisión como la preemisión es conveniente ir poniendo en la red social a los retóricos exponentes.

Eso sí, no debemos esmerarnos en tuitear todo lo que se diga. Debemos centrarnos únicamente en lo más importante ya que hacer lo primero resultaría agotador, estresante y poco efectivo.

Análisis

Finalizado el evento se deben monitorizar todas las opiniones relacionadas a través del hashtag creado. Existen programas especializados que recogen todos los mensajes o tweets que se han hecho con un determinado hashtag. Esa recolección queda plasmada en un documento accesible. También hay programas que registran estadísticas de cuáles fueron los usuarios de Twitter que más tuitearon en el evento, cuáles fueron las palabras más utilizadas, etc.

Y es que Twitter se ha convertido en la primera herramienta de difusión de eventos. Ya no hablamos solo de conferencias sino de eventos. Cabe recordar lo sucedido en San Francisco hace unas semanas donde el pequeño BatKid hizo las delicias de los presentes y los que en la lejanía sonreían al ver al pequeño feliz.

Siguiendo con el ejemplo, el anuncio previo durante semanas del evento, con su corto y explícito Hashtag, su difusión en tiempo real, las menciones, las fotografías, … Parece un manual de buenas prácticas y el resultado así lo confirma.

Así que pulgares a los smartphones y difundir el siguiente evento!

Compartir

Dejar respuesta