Facebook que ya se encarga de tu vida social, ahora quiere manejar tu dinero. Unas imágenes hackeadas y publicadas en octubre mostraban una característica de pago oculto en la aplicación de Messenger.

De activarse esta opción, permitiría a los 200 millones de usuarios de la aplicación enviarse dinero entre sí mediante información de tarjetas de débito, de forma gratuita. La función fue descubierta por un estudiante de informática de Stanford husmeando el código existente.

Mientras tanto, la red ya ha lanzado Autofill, una especie de Facebook Connect para tarjetas de crédito, que permite a los usuarios que guardan su información de pago en Facebook, conectar con 450.000 comerciantes de comercio electrónico a través de la web.

Es difícil predecir el futuro de los medios de comunicación social pero sabemos qué mueve a los grandes de la tecnología y ahora están luchando por hacerse con el espacio de pagos móviles: Apple con su nueva aplicación de Apple Pay, incluso veteranos del pago online como PayPal, o Google Wallet, el sistema de pago móvil creado por Google que permite a sus usuarios almacenar tarjetas de débitos, tarjetas de crédito, tarjetas de fidelidad, y tarjetas regalo entre otras cosas, así como una redentora promoción de ventas en su teléfono móvil.

Una cosa es segura: este año veremos a las principales redes sociales maniobrando de manera más agresiva para manejar nuestras operaciones.

Las compras llegan a los medios sociales

A principios de este año, comenzaron a aparecer tanto en Twitter como en Facebook, botones junto a ciertos tweets y posts que permiten a los usuarios realizar compras con sólo un clic sin tener que abandonar la red. Imaginamos que el comercio electrónico y las integraciones con las redes sociales profundizarán en el año 2015.

Para empezar, este enfoque elimina el dilema clave al que todos los comerciantes se enfrentan: cómo conseguir clientes directos a su sitio web. En Facebook y Twitter, ya tienen un público receptivo, felizmente charlando con amigos, navegando por las últimas tendencias, compartiendo fotos y videos, etc. Una vez que sus datos de pago estén en los archivos, las compras estarán solo a uno o dos clics de distancia!

Además, dado que Facebook y Twitter se consideran especialmente medios de comunicación “en tiempo real”, son perfectos para la compra a corto plazo, compra vinculada a las tendencias pasajeras y con ofertas rápidamente caducas, lo cual hará que los consumidores actúen con rapidez y renuncien a la comparación de compras.

Por último, existen grandes beneficios para los anunciantes: con la llegada de los botones de compra, el ROI se puede medir en mensajes específicos de una manera que no ha sido posible hasta ahora.

Los dispositivos inteligentes se vuelven más sociales

Ha llegado ya una explosión de dispositivos inteligentes. Desde electrodomésticos como termostatos, básculas de baño y refrigeradores, a pulseras de fitness y relojes inteligentes que están recopilando datos constantemente y pasándolos de forma inalámbrica a Internet. Un montón de estos dispositivos ya están notificando en Facebook, Twitter y demás redes, una tendencia que continuará en 2015.

El desafío para el año 2015 es cómo integrar de forma más inteligente el “Internet de las cosas” con los medios sociales ya que los dispositivos inteligentes necesitan mejorar su inteligencia social.

Por ejemplo, un frigorífico inteligente que rastreara los eventos de Facebook, contara cuántas personas han confirmado asistencia a la fiesta de tu cumpleaños y te avisara para que compres una caja mas de cervezas. Al escuchar a los medios de comunicación social de forma más sofisticada (seguimiento de las actividades e interacciones de los usuarios con sus amigos y seguidores), los dispositivos inteligentes podrían responder en consecuencia y llegar a ser aún mas inteligentes.

Nuevas redes proliferan, pero ¿durarán?

En 2014 hemos vivido el surgimiento de una serie de redes sociales de nicho, muchas construidas específicamente en respuesta a los fallos percibidos de las grandes: la falta de privacidad, la recopilación de datos demográficos y psicográficos, la publicidad cada vez más penetrante. Los recién llegados van desde Ello, que se lanzó en marzo con promesas de nunca vender los datos del usuario, a Yik Yak, que permite a los usuarios intercambiar mensajes totalmente anónimos con personas que están físicamente cerca, y Tsu, que ha prometido compartir ingresos por publicidad con los usuarios basados en la popularidad de sus puestos.

Las redes que se asignan a comunidades tienen una mejor oportunidad. Estas son redes basadas en los intereses, a diferencia de las redes basadas en lo personal. De hecho, miles de estas redes ya están prosperando debajo del radar, tales como los sitios dedicados para los cocineros y chefs como Foodie a sitios para los adictos a la aptitud como Fitocracy.

¿Cuáles crees que serán los cambios más significativos y las tendencias mas importantes para el 2015? ¿Qué estrategias en marketing digital piensas que serán más importantes para tu negocio y para los usuarios el próximo año?

HootSuite, Time, Techcrunch, Netamin

Dejar respuesta